Menu horizontal

miércoles, 14 de marzo de 2018

La Casa del Ratón Pérez en Madrid

Hace tiempo que descubrí en internet que nuestro amigo, el Ratoncito Pérez, tenía fijada su residencia en Madrid, muy cerca de la Puerta del Sol, en la calle Arenal número 8. Como últimamente este famoso ratón nos visita con mucha frecuencia, decidimos, en una reciente escapada de fin de semana a la capital, pasar nosotros por su casa. Os contamos los detalles de la visita.

La historia de personajes mágicos que recogen los dientes de leche cuando a los niños se les caen y se los dejan bajo la almohada a cambio de una monea o un regalo, es muy antigua. El personaje que los recoge cambia según el país, en la tradición de los países hispanohablantes es el Ratoncito Pérez y por ejemplo en los países angloparlantes es el Hada de los dientes.

Aunque la tradición se remonta a mucho más atrás, podemos considerar que el primer cuento escrito sobre este ratoncito es del siglo XIX, cuando en 1894 pidieron al escritor jerezano Luis Coloma (jesuita, abogado y periodista) que escribiese un cuento para el futuro rey Alfonso XIII, al que se le había caído un diente.

Edición de 1911 del cuento de Luis Coloma

Luis Coloma nos cuenta una bonita historia con dos protagonistas, el Ratón Pérez y el Rey Buby, que era como la reina María Cristina llamaba a su hijo. Aprovechó a su vez la historia para, de forma sutil, enseñar al futuro rey la pobreza y la problemática social de otros niños de su tiempo. Nos decía en su cuento que el Ratón Pérez vivía en una caja de galletas en la calle Arenal número 8, donde se encontraba la famosa confitería Prats, un antiguo negocio que suministraba a la Corona y muy cercano al Palacio Real de Madrid.



Hoy en día allí hay un pequeño Centro Comercial y el Ayuntamiento de la capital ha colocado una placa homenaje para hacer saber que allí se encuentra el hogar de este famoso ratón.


En la primera planta de ese mismo edificio, en Arenal 8, podréis visitar con vuestros hijos la Casita-Museo del Ratón Pérez. Donde en tres estancias hacen un pequeño recorrido por la historia de este cuento y los peques se pueden hacer una idea de donde vive este ratón mágico con toda su familia.

La familia Pérez

Visita a la Casa Museo:

La visita cuesta 3 euros por persona (niño o adulto) y es una visita guiada en grupo, es decir, cada media hora van entrado grupos de unas 20 personas.

En el blog de la Casa-Museo, podréis encontrar toda la información sobre horarios y días de cierre, por lo que os aconsejo leer esta información antes de acudir.


El mayor problema es conseguir entrada, ya que no se puede comprar online con antelación, solo se pueden comprar allí directamente en la tienda de regalos de la casita-museo. Para visitar la casa entre semana no suele haber tanto problema para conseguir entrada, pero si hacéis la visita en fin de semana o festivo las entradas se suelen agotar rápidamente, por ello os recomiendo:

-Si vais a estar en Madrid varios días, como la casita está muy céntrica, justo al lado de Puerta del Sol, os recomiendo que os paséis con antelación y compréis la entrada de un día para otro lo antes posible. Podéis comprar la entrada con antelación para el día que queráis, no tiene porqué ser para el día siguiente. Nosotros fuimos un sábado por la tarde y mi hermana, que llegó a Madrid el viernes, nos compró la entrada para todos el día de antes.

-Acudir a primera hora de la mañana, pero ojo con esto, porque a veces no quedan entradas ni para primera hora, por ello es mejor que a última hora del día anterior llaméis por teléfono y os informen de si quedan entradas para el día siguiente a primera hora.

-Escuché decir a la chica de la venta de entradas a una familia, que podían comprar las entradas para el día que quisiesen con antelación, y si ese día no podían ir, llamasen por teléfono y les cambiaban el día de reserva. Por tanto, las entradas no se pueden reservar online o por teléfono, pero una vez compradas sí hacen cambio de día por teléfono.

Con el ticket te dan un mapita y una pequeña reseña de la historia.



No os quiero desvelar detalles de la visita, es un recorrido muy simple, con pequeñitos aspectos sobre la historia del ratoncito, para los adultos algo anecdótico, pero la verdad es que para los peques hay pequeños detalles mágicos. Yo me quedo con la carita inocente de felicidad de mis hijos en el lugar y la frase "ya verás mamá cuando cuente en el cole que he estado en la casa del Ratón Pérez".


2 comentarios :

  1. Ya te conté que lo visité con unos amigos. Sus hijos y mi peque salieron encantados... A los mayores nos pareció poca cosa... Esperaba más del sitio. Pero solo por ver sus caritas, pues puede ser un buen plan con niños en Madrid.

    ResponderEliminar
  2. A los peques les hace mucha ilusión. Creo que sobre todo es para una determimada edad, a partir de 4 años, porque los muy peques tampoco entienden mucho.
    Un abrazo Mari Carmen!

    ResponderEliminar