Menu horizontal

martes, 16 de octubre de 2018

Una visita al "Museo Íbero de Jaén" con niños

Hace unos meses se inauguró el Museo Íbero de Jaén, referente a nivel mundial sobre esta cultura. Nosotros, como andaluces, tenemos influencias de dicha cultura y así se lo expliqué a mis hijos. Por ello, me pareció muy interesante acercarnos este fin de semana a conocer el museo con ellos y aprender algo más sobre nuestro pasado.


Los antiguos escritores griegos, llamaron íberos, a las gentes del levante y sur de la península ibérica, para distinguirlos de los pueblos del interior (celtas, celtíberos...), cuya cultura y costumbres eran diferentes. La historia de los íberos se desarrolló en la Andalucía oriental desde el año 650 al 50 a.C..


El Museo Íbero de Jaén nace con la perspectiva de conservación, investigación y difusión del patrimonio íbero andaluz. Se inaugura con la exposición temporal "LA DAMA, EL PRÍNCIPE, EL HÉROE Y LA DIOSA", con piezas de distintos yacimientos andaluces, conservadas en diferentes museos. Según anuncian en su web, esta exposición está concebida desde la perspectiva de género, mostrando al público un recorrido por la cultura íbera a través de estos cuatro personajes prototipo de la misma.

La exposición también está centrada en la importancia de la conservación del patrimonio y el daño que produce el expolio. Cuando se visita la exposición con niños, es importante hacerles ver que todo lo que observamos no son simples piedras, son objetos que nos hablan de cómo eran nuestros antepasados y que gracias a tener esos objetos sabemos de dónde venimos.

Fotografía de el lobo (animal central de la mitología íbera). Santuario Heroico de El pajarillo en Huelma (Jaén)

La temática, además, me parece muy atrayente para visitar con niños ¿A qué niño no le gusta un superhéroe o una princesa? Pasábamos por las distintas zonas dedicadas a estos famosos personajes íberos subrayando los aspectos que yo sabía que a ellos les iban a gustar, como si de personajes de cuentos se tratasen....

El Héroe:
La visión del superhéroe actual estéticamente no es muy parecida al de antaño, pero sí en características como valentía y arrojo. Bajo estas perspectivas veíamos los restos del Santuario heroico del Cerro de El Pajarillo en Huelma (Jaén) del s. IV a.C. Nos encantó la representación pintada, así podíamos distinguir mejor los restos que quedaban de las esculturas: el héroe con la faca escondida, la cabeza de lobo o los pies de los leones alados..




La Dama:
Observamos a la dama íbera, ricamente ataviada según su linaje, tomando visibilidad en la cultura adquiriendo incluso atributos de diosa. En la explosión observamos detalles del matrimonio, tan importante para la figura de la mujer en aquella época, como los exvotos de bronce  (Santuario de Collado de los Jardines en Santa Elena , Jaén, s III a.C.). La Dama de Elche o de Baza son el ejemplo de la iconografía típica de la dama íbera, pudiéndose observar también en el museo otros ejemplos no tan bien conservados.

Damas

Exvotos nupciales de bronce (representaciones de hombre y mujer con diferentes atuendos)

Aparece en esta sección esta singular representación de la familia en un relieve del Santuario de las Atalayuelas de Fuerte del Rey, Jaén, s II-I a.C. Que a mis hijos llamó la atención por lo "regulín" que estaban tallados según ellos: "Mamá los íberos pintaban como nosotros (niños)", se les ocurrió decir.


El principe:
El Príncipe íbero, heredero de una estirpe prestigiosa y jefe de una ciudad fortificada, tenía hombres fieles que lo acompañaban a la guerra si era necesario y competía levantando tumbas monumentales con ricos ajuares funerarios que dieran constancia de su grandeza.

Guerrero de la doble Armadura (Porcuna, primera mitad del s V a. C.)

En Piquía, Arjona (Jaén), se excavó en 2010 la cámara funeraria del  príncipe Iltirtiiltir (s. I a.C.) que contenía un lujoso ajuar funerario con siete cráteras griegas, muy antiguas, fabricadas en Atenas en el s IV a.C. Las cráteras han sido minuciosamente reconstruidas y se pueden observar secuencias narrativas de historias épicas. La inclusión de estas lujosas cráteras en su tumba, justificaría la antigüedad del linaje del príncipe, que las habría heredado de sus antepasados.

Cráteras griegas

A mis hijos llamó la atención esta caja también de la necrópolis de Piquía, con escenas de guerreros en combate.


En la cámara funeraria de Piquía también aparecieron este conjunto de tabas, huesos generalmente de animales, que se usaban a modo de juego. A mis hijos ya les habían explicado estos utensilios de juego de niños de la antigüedad, en una exposición de Caixaforum sobre la antigua Grecia y nos gustó recordarlo.



La Diosa:
La Diosa de los íberos velaba por la fertilidad de los campos, por los animales, las enfermedades de las personas y acompañaba a los muertos. Me pareció muy interesante esta parte de la exposición donde aparece pintada la representación de lo que sería un santuario, con diferentes galerías excavadas en la roca para depositar los exvotos y vasijas de ofrendas a la Diosa, que también podréis observar en la exposición.



En la exposición se encuentra la Diosa de Ipolca (Porcuna), representada como una mujer entre dos cabras montesas, para subrayar su dominio sobre la naturaleza. Con los peques nos fijamos en las patas de las cabras, que es lo único que se advierte bien de los animales.


¿Qué os ha parecido? Nosotros creemos, que este recién inaugurado museo, bien merece una visita.





No hay comentarios :

Publicar un comentario