Menu horizontal

martes, 27 de noviembre de 2018

Lalandia Billund: opinión y experiencia

Junto a Legoland de Billund (Dinamarca), el primer Legoland del mundo, se encuentra Lalandia, un enorme complejo hotelero de alojamiento en casitas típicas danesas (de madera y grandes ventanales). Lalandia está pensado para la diversión en familia, con parque acuático, parque de bolas, juegos en el hielo, bolera...


Nosotros este año, como ya os hemos contado en nuestro post, hemos viajado por Dinamarca en una ruta desde Legoland Billund hasta Copenhague. Para alojarnos en Legoland Billund elegimos hacerlo en Lalandia por varios motivos.

El complejo tiene un edificio central con toda la diversión y una enorme extensión en el campo donde están dispuesta las casitas, por lo que en el alojamiento prima la tranquilidad campestre a cinco minutos andando de Legoland.

Las casitas son preciosa, limpias, luminosas y acogedoras. Podréis ver en la web de Lalandia los distintos tipos de casas de vacaciones, así las llaman, de las que disponen. Las hay de 4, 6 y 8 personas. Nosotros como viajamos dos familias elegimos la casa de 8 plazas. Las de 8 son de dos tipos:
- Las Nordic Plus: dos plantas, rojas y fotogénicas.

Casitas Nordic Plus 

- Las Classic Plus: de diseño moderno danés con grandes ventanales y espaciosas. Son algo más caras que las anteriores porque todo está distribuido en una sola planta y con las habitaciones y baño dispuestos de tal forma que dos familias distintas se alojen juntas, pero de forma separada a cada lado del salón (dos habitaciones a cada lado), lo que en España llamamos "juntos pero no revueltos". Nosotros elegimos este tipo.

Trasera de la casa Classic Plus con poche y gran ventanal al salón. 


Distintas perspectivas exteriores d ella casa Classic Plus


En el interior disponíamos de estancias separadas con un baño para cada familia, sauna, zona de lavadero (con lavadora y secadora) y unos de los baños tenía bañera jacuzzi.







Lo curioso del alojamiento es que las sábanas/toallas son de pago, así que nosotros llevamos las nuestras de casa (sí hay disponible de forma gratuita edredones y almohadas). También es de pago a parte la luz y el agua que consumas, el último día al dejar el alojamiento recibirás un correo con el importe de la factura de ambas cosas que se cargarán en tu tarjeta. El importe total de nuestra factura en luz y agua (3 días) fue de aproximadamente 20 euros.

Unos días antes de tu llegada recibirás un correo con las claves de entrada al complejo, un código para teclear en la barrera de entrada y la calle y el número de tu casita con su código de entrada.

Al llegar, encima de la mesa del salón, encontraréis las normas de Lalandia y las pulseras para todos los alojados. Con ellas podréis entrar de forma gratuita en el parque acuático, parque de bolas...


Encontrareis en la casa información y mapas de todas las zonas de diversión de Lalandia y de la disposición de las casitas. La zona de casas es enorme, nosotros tuvimos suerte y nos tocó una muy próxima al complejo principal (más cerca de las zonas de diversión dentro de Lalandia y del acceso a Legoland). El complejo principal está andando de Legoland a cinco minutos.



Foto de los mapas que te dejan. Diversión y disposición del enorme número de casitas 


En verde y en naranja podéis ver dos cartelitos en el mapa que ponen "Birkestien" y Hyldestien", esas son las zonas donde está la barrera para entrar/salir del recinto en coche. Las calles, dentro del recinto, tienen nombre, así que si pones en el GPS el nombre de la calle y el número de la casita (te facilitan ambos datos por email unos días antes de la llegada), el GPS te conducirá sin problema al lugar.

El recinto es tan grande, que dispone de un trenecito para moverse entre las distintas zonas. Nosotros no lo tuvimos que usar al estar alojados cerquita de todos los puntos de entretenimiento.


Las casitas están rodeadas de un espacio verde enorme y hasta hay un parque muy grande con cabritas para que los niños alimenten y puedan acariciar.


Edificio central de lalandia con los toboganes del parque acuático y el parque exterior con cabritas


La principal ventaja de Lalandia es que si te alojas en el complejo, tiene muchas actividades gratis para residentes. Por ejemplo, puedes disfrutar de forma gratuita de su enorme parque acuático Aquadome que es increíble, tiene infinidad de piscinas, toboganes (para niños y adultos) y juegos. Está bajo cubierto, muy importante para el clima cambiante de Dinamarca (si la lluvia te impide disfrutar a tope de Legoland, siempre tienes la alternativa del parque acuático cubierto de Lalandia). Nos gusta poner fotografías propias, pero aquí no pudimos hacerlo porque en el parque acuático no estaba perdido.

Tiene muchas piscinas, para bebés, para niños, de juegos para más adolescentes, para bucear y ver peces, piscina de olas, piscinas exteriores con agua más calentita, pasillos de corriente para montar en flotadores... Yo no me imaginaba que fuese tan grande.



Imágenes de lalandia. dk, toboganes infantiles grandes y piscina de olas




Toboganes infantiles para niños pequeños, imagen expedía.com

Al llegar el parque acuático dispone de grandes vestuarios, donde de forma gratuita podrás dejar tus pertenencias en taquillas usando tu pulsera de huésped. No es necesario gorro de baño, pero sí tienes que llevar tus propias toallas porque allí no es posible alquilarlas.

Además en Lalandia también de forma gratuita para alojados podréis disfrutar de Monky Tonky Land, un enorme parque de bolas con actividades de juegos para niños de todas las edades (toboganes, bolas, canchas de futbol). En la web podréis ver los horarios y todas las actividades que tiene. Legoland cierra temprano, a las 6 de la tarde, así que al terminar la jornada nuestros peques sabían que después de Legoland podían seguir la diversión un rato más en Monky Tonky Land.


Zona de juegos, bolas y súper toboganes


Foto by lalandia.dk


Cancha de futbol

Hay otras zonas interiores que son de diversión de pago. El interior del recinto es como una ciudad con cielos artificiales, restaurantes cafeterías, boleras, minigolf, pistas de patinaje sobre hielo..... En el interior del centro principal también hay un supermercado. Nosotros lo usamos puntualmente porque era algo más caro, así que buscamos un Lild que quedaba a unos 13km, donde hicimos la compra general de forma más económica (fueron los papás a hacer la compra mientras los peques disfrutaban de Monky Tonky Land).

Imagen tripadvisor

Precios:
Dinamarca es un país caro para el bolsillo español, así que tanto si eliges alojarte en hotel, apartamento o B&B, el coste no es barato. Nuestra prioridad en Billund, como creo que la de cualquiera, era la visita a Legoland, por eso en principio no pensamos en Lalandia. Vimos además su precio en booking.com y se nos salía del presupuesto. Pero por casualidad un día entré en la página de Lalandia y vi que tenían ofertas del tipo 3X2 (te alojas 3 noches y pagas solo 2) y esto me pareció muy interesante, porque ya el precio así era incluso menor que el de los hoteles más baratos temáticos de Legoland y con el plus de que si elegía Lalandia, teníamos más diversión asegurada en su parque acuático, parque de bolas...

¡Os aconsejo que miréis la web de Lalandia porque esas ofertas 3X2, 5X3 y 7X5 suelen estar casi todo el año!

Cuando te alojas en Lalandia, parte del precio lo tienes que pagar por adelantado en el momento de la reserva y el resto un mes antes de la visita. Por tanto, las cantidades no son reembolsables, pero hay la posibilidad de sacar un seguro en el momento de la reserva, por si en algún momento hubiese algún problema (enfermedad, incidente) te devolviesen el dinero. A nosotros la casita para 8 personas Classic Plus 3 noches, nos costó 742 euros con seguro de anulación incluido (371 euros por familia, 123 euros por noche/cada familia).

Lo mejor de Lalandia es su flexibilidad en diversión. Aunque tiene horarios de check-in y check-out para entrar/dejar las casitas, no tienen horario de este tipo para la diversión. Es decir, podrás disfrutar del parque acuático, parque de bolas... desde primera hora del día que empieces tu alojamiento y todo el día completo, hasta el final, el día que te marches.

¿Os ha gustado Lalandia? A nosotros nos súper encantó.

2 comentarios :

  1. No imaginaba que fuera así! La verdad es que se ve un magnífico complemento a Legoland. Como siempre en la entrada resuelves todas las dudas que uno en principio tiene. Esta genial. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Helena! Yo tampoco me lo imaginaba tan genial :-)

    ResponderEliminar